Todo se desmorona, de Chinua Achebe

 

Una tragedia individual y colectiva 

Todo se desmorona (1958) es un título más que acertado y esclarecedor teniendo en cuenta lo que esta novela nos ofrece: el relato de una tragedia individual y personal, la de Okonkwo, un gran guerrero e interesante personaje que ve cómo su mundo se viene abajo; y una tragedia colectiva, la de la tribu Ibo, en Nigeria, que poco a poco sucumbe ante la llegada del hombre blanco, que la invade y la somete.

Chinua Achebe

Chinua Achebe

Okonkwo; su realidad, su evolución y su trágico final, es lo mejor de esta novela. Resulta fascinante la claridad con la que a través de su historia el autor es capaz de reflejar la estremecedora realidad de un pueblo que asiste impertérrito a la desaparición de sus leyes y costumbres ancestrales, sin que toda su cultura, adquirida a lo largo de tantos siglos de tradición atávica, pueda hacer nada frente a la devoradora actitud colonizadora de la sociedad occidental blanca. “Ocurrió precisamente ese día. Aquellos tres hombres blancos y muchísimos más rodearon el mercado. Debieron de utilizar una magia potente para hacerse invisibles hasta que se llenó el mercado. Entonces abrieron fuego. Los mataron a todos menos a los ancianos y a los enfermos que se habían quedado en casa y a un puñado de hombres y mujeres cuyos chis estaban alerta y los sacaron del mercado”.

Aunque la narración pueda resultar algo espesa por momentos, el esfuerzo merece la pena por la riqueza de los personajes y la descripción de una realidad que nos conmueve inevitablemente, ya que a pesar de la lejanía cultural, el proceso vital del Chinua Achebe personaje central agita nuestras emociones y nos acerca a una realidad que no debiéramos mantener olvidada.

El mundo Ibo 

Más allá del interés literario de la obra, que lo tiene, se añade el que posee la descripción del mundo Ibo, una de las tribus dominantes en Nigeria, antes y después de la llegada de los europeos. La evolución de esta tribu y sus instituciones nos llevará a reflexionar sin duda sobre la legitimidad de las acciones colonizadoras que Europa y el mundo occidental desarrollaron en los siglos XIX y principios del XX. Puede ayudar a esclarecer la responsabilidad del mundo desarrollado en la situación actual de los países africanos, que aún sufren los excesos de ese hombre blanco que solo concebía una visión posible y una manera de entender el mundo.

El autor 

Chinua Achebe nació en Ogidi, en 1930. Escritor nigeriano en lengua inglesa, es una de las personalidades intelectuales africanas más influyentes de la historia. Estudió Inglés, Historia y Teología en el Colegio Universitario de Ibadán. Durante quince años fue profesor de lengua y literatura en el Bard College y actualmente es catedrático en la David and Marianna Fisher University y en el Departamento de Estudios Africanos de la Brown University.

Todo se desmorona fue su primera novela, y una de las obras africanas más leídas en el mundo. A ella se unen otros títulos también importantes como Flecha de Dios (1964) y Un hombre del pueblo (1966).

ACHEBE, Chinua. Todo se desmorona, Barcelona, Debolsillo, 2010.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*