Nos vemos allá arriba , de Pierre Lemaitre

Nos vemos allá arriba probablemente fue la gran noticia literaria en Francia en el año 2013, por su gran repercusión, por su éxito de público y crítica  y por la concesión del Premio Goncourt, el más prestigioso del país.

Ciertamente nos encontramos ante un gran acontecimiento literario, por su calidad y por la facilidad con la que el lector puede entender el proceso por el cual Pierre Lemaitre nos intenta conducir. Con la Primera Guerra Mundial, no sólo de fondo sino como protagonista, Nos vemos allá arriba es, ante todo, una historia picaresca y de supervivencia, en la que cada cual intenta salir adelante de la mejor manera posible, utilizando los medios que la vida ha puesto a su alcance, sean éstos más o menos lícitos.

Y es que la supervivencia no acaba con esa terrible guerra, sino que, en muchas ocasiones, es una vez que termina cuando empieza lo peor para muchos. Las terribles consecuencias se miden durante la contienda y muchos años después, cuando los protagonistas pagan los daños físicos, mentales, económicos… Aunque no es menos cierto que también habrá oportunistas que no vean en el conflicto bélico sino una forma más de hacer fortuna, de escalar socialmente y labrarse un porvenir que, de otra manera, les habría sido imposible alcanzar. Como ven, pura picaresca propia del mismo Lazarillo de Tormes, una de las referencias más notorias en la novela que nos ocupa.

Todo esto aparece en este relato, contado además con una gran emoción, implicando e interpelando continuamente al lector, a través de personajes redondos y complejos. Todos ellos obligados a actuar de manera cuestionable, quizás forzados por un contexto que deja poco margen para la bondad y que es capaz de sacar la peor naturaleza que cada ser humano lleva dentro. La narración navega siempre en lo histórico y verídico, aunque se apoye en una trama ficticia, aunque muy verosímil, lo que no impide que haya espacio para algunos elementos simbólicos y metáforas que enriquecen y completan esta recomendable y provechosa lectura.

Piensen en títulos como el Lazarillo de Tormes o Vida y destino, en la película Senderos de gloria, o en autores como Balzac, Victor Hugo y Proust… y se harán una idea de la magnitud de esta obra, de este reconfortante Best seller, que tiene un poco de lo anterior y que, además, nos regala una gran singularidad y una profundidad poco habituales.

“Por lo demás, lo único que hacemos desde que acabó la guerra es esperar. Al final pasa lo mismo que en las trincheras. Tenemos un enemigo al que no vemos, pero al que notamos con todo su peso. Dependemos de él. El enemigo, la guerra, la burocracia, el ejército: todo viene a ser lo mismo, cosas que nadie entiende ni sabe resolver”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*